Cesta

Un paquete escolar

5 €

Un paquete escolar

5 €

Un paquete escolar

5 €

Total

20 €

Su cesta solidaria está vacía

Tú eres el futuro

Prolonga tu compromiso solidario y proyéctalo hacia generaciones futuras incluyendo a Educo en tu testamento.

El testamento solidario es un acto generoso y solidario. Si lo dejas a Educo, destinaremos tus recursos a financiar proyectos educativos y de protección de miles y niños, para asegurar sus derechos y que accedan a una educación que mejore sus condiciones de vida.

angulo

Testimonios

La huella que nos deja Ivette

Hay personas que tienen un corazón que no les cabe en el pecho.

Nuestros colaboradores son de este tipo. Y casos como el de Yvette nos lo recuerdan cada día. Ella colaboró con Educo durante más de 15 años. Apadrinó a Virgilio y a Milagros, de Filipinas y Perú, durante los años que pasaron en la escuela de primaria, y también quiso dejarnos parte de su legado para extender aún más su huella solidaria. Es un honor compartir con todos vosotros las bonitas palabras que sus hijos le han dedicado.

Albert y Patrick "...Mais tu n'es pas le Bon Dieu Toi, tu es beaucoup mieux, Tu es un homme..." Jacques Brel ("...Pero tú no eres el Buen Dios / Tú eres mucho mejor / Eres un hombre...")

Para un solidario y Joven octogenario

El gesto de Juan simplemente demuestra quién era, lo que pensaba y lo que sentía

Juan León Rodríguez fue padrino de Educo durante trece años, desde 1999 hasta 2012. Después de su fallecimiento, su mujer, Isabel Bohórquez Quirós, se hizo cargo del apadrinamiento durante un año más. Juan quiso dejarnos parte de su patrimonio para que lo aplicáramos a favor de la infancia. Y así lo hizo. Muchos niños y niñas se están beneficiando de su legado. Pero la riqueza que nos deja va más allá del tiempo y del dinero, es el valor de su gesto solidario.

Elisa

Con la verdad por delante

Hay personas que tienen un corazón que no les cabe en el pecho. Nuestros colaboradores son de este tipo. Y casos como el de Yvette nos lo recuerdan cada día. Ella colaboró con Educo durante más de 15 años. Apadrinó a Virgilio y a Milagros, de Filipinas y Perú, durante los años que pasaron en la escuela de primaria, y también quiso dejarnos parte de su legado para extender aún más su huella solidaria. Es un honor compartir con todos vosotros las bonitas palabras que sus hijos le han dedicado.

Libertad

“Una persona buena” Libertad siempre destacó por “un elevado sentido del civismo con los demás”

Libertad Alcaide fue madrina de Educo durante casi 15 años, entre 1998 y 2013, cuando finalizó su colaboración debido a su avanzada edad y por encontrarse enferma. Sin embargo, siempre tuvo en mente ayudar a los más necesitados y por ello quiso incluirnos en su testamento para seguir apoyando nuestros proyectos. Libertad nos dejó en abril de 2015, pero su huella solidaria perdura.

Concepción

Preocupada por el bienestar de los niños, decidió hacer algo para colaborar en mejorar sus vidas y aliviar su situación.

Concepción nació en Madrid en diciembre de 1941, durante los primeros años de la posguerra española. Colaboró como madrina de Educo desde 1997 hasta 2007, diez años durante los cuales apadrinó a tres niñas, primero a Enma, de Guatemala, luego a Karla, de El Salvador y por último a Virginia, también de El Salvador. Sus familiares nos acercan el retrato de esta mujer trabajadora y solidaria que quiso hacer de este un mundo más justo.

Araceli

Ha dejado una huella que nunca desaparecerá.

Una profesora entregada a la infancia. Los familiares y amigos de Araceli la definen como una persona alegre, amiga de sus amigos, servicial, entregada a sus alumnos, a sus ahijados y a los niños que tenía apadrinados. Ellos nos cuentan cómo fue la vida de esta mujer, profesora de educación física, que colaboró durante 15 años con Educo apadrinando a tres niños y niñas, Marvin y Diego, de Guatemala, e Irish, de Filipinas.

Francisco Javier

Tenía un gran corazón y siempre quiso ayudar a los demás, sobre todo evitar el sufrimiento de los niños.

Siempre quiso ayudar a los demás. Francisco Javier nació a principios de diciembre de 1935 en Belmonte de Tajo, en la provincia de Madrid. Sus familiares nos cuentan que “era una buena persona en todos los sentidos y que, a pesar de que su vida no fue muy feliz, nunca guardó ningún tipo de rencor o resentimiento”. Además, fue un trabajador incansable. Era el cuarto de cinco hermanos y, ya de bien pequeño, al salir de la escuela, en lugar de jugar con sus amigos cuidaba de su hermana menor.

Cómo legar

Te lo explicamos

Si quieres dejar tu huella solidaria y seguir colaborando con Educo más allá del tiempo, llámanos al 915 222 929 y pregunta por Isabel Morejón.

Puedes escribirnos un e-mail a legados@educo.org

¿Tienes dudas?