Cesta

Un paquete escolar

5 €

Un paquete escolar

5 €

Un paquete escolar

5 €

Total

20 €

Su cesta solidaria está vacía

La infancia de todos

11 enero 2019

A las puertas de las elecciones municipales, desde Educo hemos invertido grandes esfuerzos en desplegar procesos de incidencia política con el propósito de acercar a los distintos candidatos nuestra percepción sobre la situación de la infancia en nuestro país. A través de distintas plataformas de infancia o en solitario hemos mantenido reuniones con los diferentes partidos políticos para presentarles las propuestas que desde la experiencia que tenemos en el trabajo por y para la infancia, entendemos pueden resultar beneficiosas para que se ejerzan sus derechos y se promueva su bienestar.


En Educo lo tenemos claro, priorizar políticas que pongan en el centro a la ciudadanía es esencial, pero, sobre todo insistimos en que niñas, niños y adolescentes ocupen un lugar central en la agenda política de nuestros municipios. Si analizamos los distintos programas electorales, salvo excepciones contadas, podemos observar que la infancia es la gran ausente en la mayoría de las propuestas.


En un país donde la pobreza infantil ha llegado a promedios alarmantes, encabezando tristemente hace tiempo ya los rankings europeos, no debemos dejar pasar la oportunidad de centrarnos en los más de 8 millones de niñas y niños que pueblan este país. Es importante tener en cuenta que si no queremos que los 2 millones de niñas y niños que viven en riesgo de pobreza y exclusión aumenten es preciso tomar medidas urgentes.


La tan mencionada crisis parece que vino para quedarse haciendo variar los planes vitales de muchas familias y con ellas, el presente y el futuro de sus niñas y niños. Sabemos que, en torno a un 80% de las personas que padecen situaciones de pobreza en su infancia seguirán padeciéndola al llegar a la edad adulta. Para evitar la transmisión intergeneracional o el famoso círculo de la pobreza, lo más sensato parece legislar, planificar, ejecutar y evaluar poniendo en el centro a la niñez.


En este sentido, la labor de los ayuntamientos es vital para mitigar y revertir estas situaciones. Por su proximidad a la ciudadanía y su gestión de los servicios sociales comunitarios básicos, los municipios poseen información de primera mano sobre las situaciones que viven las familias y, por ello, están también en disposición de articular medidas para dar respuesta a las carencias que estas puedan padecer.


No llega con lo hecho hasta ahora, son muchas las leyes, programas y acciones que intentan velar por el bienestar de los más pequeños. Sin embargo, hay un grave problema que afecta a todas estas iniciativas y es su carácter estanco. Además, falta muchas veces coordinación entre ellas, así como, metas medibles que permitan tener un conocimiento de la eficacia de estas. La articulación de planes integrales de infancia y adolescencia a nivel municipal puede proporcionar la coordinación necesaria para alcanzar unos resultados eficaces que velen por los derechos de la infancia. Es preciso conectar estas iniciativas para alcanzar un sistema de reporte fiable que proporcione la información necesaria para la mejora progresiva del disfrute de sus derechos a nuestra infancia.


Creemos que para poner fin a las problemáticas que afectan a los más pequeños es primordial contar con su opinión. De acuerdo con esto, en Educo trabajamos también para que se reconozca el Derecho a la Participación Infantil, cuestión ésta prácticamente ignorada en los programas electorales de los partidos políticos. Son prácticamente inexistentes las iniciativas que ponen en valor la opinión de la infancia, escasos los órganos de consulta articulados en los ayuntamientos del país o iniciativas de otro tipo que permiten escuchar la opinión de niñas y niños. Se alega la inmadurez de la infancia para participar, la falta de preparación (preparación por cierto que el mundo adulto tampoco les brinda) o simplemente se les relega a ciudadanos de segunda por el mero hecho de no aportar al PIB del país. Estos argumentos, además de simplistas parece que obvian la riqueza y el conocimiento que las voces de niñas y niños pueden aportar al mundo adulto.


En Educo pensamos que el bienestar de la infancia es un derecho que no se puede desatender y la participación de esta para su consecución no es más que una oportunidad de enriquecer los mecanismos y las medidas necesarias para el alcance de este bienestar. Por eso animamos a los futuros gobiernos municipales a que reconozcan, de una vez por todas, el lugar protagónico que la infancia ha de tener en sus propias vidas.


Mónica Viqueira Martínez - Delegada de Educo en Galicia